327 koaderno. Prentsaurrekoa = 327 cuadernos. Rueda de prensa

327 koaderno. Prentsaurrekoa = 327 cuadernos. Rueda de prensa

Tabakalera y el Festival de San Sebastián presentan la instalaciñon 327 cuadernos, del cineasta Andrés Di Tella.

Ane Rodríguez, directora cultural de Tabakalera, José Luis Rebordinos, director del Festival de San Sebastián, y Andrés Di Tella han inaugurado la instalación 327 cuadernos, situada en el Espacio 1 de Tabakalera (primera planta). Se trata de una obra coproducida por el Festival de San Sebastián y Tabakalera, en el marco de la sección conjunta Zabaltegi-Tabakalera.

Instalación nacida de una película

Andrés Di Tella presentó su película 327 cuadernos en la sección Zabaltegi del Festival de San Sebastián del año 2015, un trabajo en torno a los diarios del escritor argentino Ricardo Piglia.

Y es que Piglia se propuso revisar exhaustivamente su diario íntimo, comenzado en 1957, cuando tenía 16 años; 327 cuadernos idénticos, de tapas negras de hule, guardados en 40 cajas de cartón. “Tengo la sensación de haber vivido dos vidas, la que está escrita en los cuadernos y la que está fija en mis recuerdos. A veces, cuando releo los cuadernos me cuesta reconocer lo que he vivido, hay episodios narrados ahí que he olvidado por completo, existen en el diario pero no en mi recuerdo. Y a la vez, ciertos hechos que permanecen en mi memoria con la nitidez de una fotografía, están ausentes, como si nunca los hubiera vivido”, afirmaba Piglia en referencia a todos estos materiales. El novelista decidió así reescribir el diario de los cuadernos: le entrega su vida a un personaje de ficción y publica Los diarios de Emilio Renzi.

Ahora, Andrés Di Tella presenta esta instalación inspirada en aquel trabajo cinematográfico que narraba todo este proceso, una nueva propuesta con la que el realizador trata de poner en relieve la idea de diario como collage; múltiples historias posibles que pueden componerse de modo aleatorio, puesto que es el propio visitante el que, a medida que recorre el espacio, activa y desactiva las distintas pantallas que acogen los diversos fragmentos del relato.

La instalación incorpora escenas incluidas en la película 327 cuadernos y otras que no lo están.